AA
2016.11.05 

5 de NOVIEMBRE. “LA CALIDAD DE LA FE”. …tiene que ver con la…calidad [de la fe].

Nunca, en ningún sentido profundo y significativo, habíamos examinado nuestra conciencia…Ni siquiera habíamos rezado como se debe rezar. Siempre habíamos dicho, “Concédeme mis deseos”, en vez de “Hágase tu voluntad”.
DOCE PASOS Y DOCE TRADICIONES, p. 30
Dios no me otorga posesiones materiales, no me quita mis sufrimientos, ni me libra de desastres, pero Él me da una buena vida, habilidad para salir adelante y tranquilidad de espíritu. Mis oraciones son sencillas: primero, expresan mi gratitud por las buenas cosas de mi vida, aunque tenga que hacer un gran esfuerzo para encontrarlas; y segundo, pido solamente la fortaleza y sabiduría para hacer Su voluntad. Él responde con soluciones a mis problemas, reforzando mi capacidad para superar las frustraciones diarias con una serenidad que yo no creía que existía, y con la fortaleza para practicar los principios de A.A. en todos mis asuntos cotidianos.