AA
2016.11.06 

6 de Noviembre. El temor y la preocupación me tenían derrotado, y aumentaban mi alcoholismo.

Me preocupaba por lo que había hecho durante la borrachera. Temía las consecuencias que pudieran resultar. Temía enfrentarme a la gente por miedo a que se me descubriera. El miedo me mantenía asfixiado todo el tiempo. Era un costal de nervios ocasionados por el temor y la preocupación. Tenía miedo del fracaso, del futuro, de envejecer, de las enfermedades, de las crudas, del suicidio. Era yo un manojo de ideas y actitudes equivocadas. Cuando A.A. me dijo que le entregara estos temores y preocupaciones a un Poder Superior, así lo hice. Ahora trato de pensar con fe en vez de con miedo. – “¿He reemplazado el temor por la fe?”.
Meditación del Día
El poder espiritual es Dios en acción. Dios sólo puede actuar a través de los seres humanos. Cada vez que un ser, por débil que sea permite que Dios actúe a través de él, entonces todo lo que dice y hace tiene un poder espiritual. No es él solo quien produce la transformación en las vidas de otras personas; es también el Espíritu Divino en él, y trabajando a través de él. El poder es Dios en acción. Dios puede utilizarnos como instrumentos para realizar milagros en las vidas de los demás.
Oración del Día
Ruego que trate de dejar hoy que el poder de Dios actúe a través de mí. Pido liberarme de esos obstáculos que impiden que tenga su poder.