AA
2016.10.28 

¿Se ha mirado su grupo en el espejo recientemente?

La idea de hacer un inventario personal es tan vieja como A.A. En el Libro Grande (pág. 64) publicado en 1939, Bill W., cofundador de A.A., y los pioneros comparaban el proceso a la tarea importante de llevar un pequeño negocio, diciendo que “un negocio del cual no se hace inventario con regularidad va generalmente a la quiebra... Es un esfuerzo por descubrir la verdad sobre la mercancía que se tiene... encontrar cuál es la mercancía deteriorada o inservible que hay para deshacerse prontamente de ella sin lamentarlo... Nosotros hicimos exactamente lo mismo con nuestras vidas.” Este proceso de hacer un inventario personal, conocido como el Cuarto Paso, tiene su análogo para el grupo en la Segunda Tradición que dice: “Para el propósito de nuestro grupo solo existe una autoridad fundamental: un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo.”
Por medio de las reuniones de inventario y de las sesiones de compartimiento y reuniones de negocios, los miembros del grupo se familiarizan con el concepto de la “conciencia de grupo,” como factor determinante de cualquier situación que surja, y con la necesidad de “anteponer los principios a las personalidades” en todo momento, como se explica en el Paso Doce.
Además, muchos A.A. dicen que el proceso de llegar a una conciencia de grupo ofrece una vista del mundo en microcosmos. Aprender a funcionar como parte del grupo, encarar los desafíos actuales, las alegrías e interrelaciones a menudo les ofrece las primeras herramientas para aprender a funcionar sobrios en el hogar, en el trabajo, en todas partes. En el número de abril de 1956 del A.A. Grapevine, M.J.G., de Pennsylvania, dijo: “incluso en los grupos más circunspectos, no todo está siempre bien. Tal como ocurre de vez en cuando en los club de campo, en el coro de la iglesia y en el cuerpo docente de la universidad, un lobo solitario aullará y una Caperucita Roja sonreirá coquetamente.”
Hay otros ejemplos de discordia que ella creía que se podrían resolver por medio de una consulta a la conciencia de grupo. M.J.G. dice, “estos días vemos a algunos fundadores de grupos ‘retirarse’ malhumoradamente de A.A. después de muchos años útiles y productivos. A menudo este ‘retiro’ está provocado por desacuerdos con miembros nuevos sobre asuntos del grupo. A veces ha habido tremendas luchas por el poder. Si todos tenemos presente, como nos dice la Tradición Dos, que ‘nuestros líderes no son más de servidores de confianza, no gobiernan,’ no nos retiraremos altaneramente cuando nos llega el momento.”
Y en el número de septiembre-octubre de 1964 del precursor de Box 4-5-9 , el A.A. Exchange Bulletin, apareció en primera plana la historia “¿Está su grupo en buena salud?” Informaba a los lectores que “la forma más popular de hacer un inventario de grupo ha sido la lista de preguntas compartidas por el Grupo Tres Legados de Spokane, Washington, en un número de 1960 de Exchange Bulletin.” Debido a la multitud de solicitudes, el Bulletin iba a publicar una versión reciente con la esperanza de que “pudiera revitalizar la salud del grupo.”
El modelo venerable de inventario del estado de Washington se parece a las guías sugeridas para hacer un inventario expuestas en el folleto “El grupo de A.A.” Muchos grupos y distritos de todas partes de los Estados Unidos y Canadá han elaborado formatos similares que les dan buenos resultados. Claro que todo inventario detallado lleva la marca distintiva del grupo en cuestión. La Oficina de Servicios Generales tiene diversos formatos de inventario; puede ponerse en contacto con la Oficina de Servicios Generales para obtener esta experiencia compartida.