AA
2016.10.28 

Georgia P., antigua coordinadora del Comité de Cooperación con la Comunidad Profesional de los distritos de Tacoma, Lakewood, Puyallup, dice:

“Según mi experiencia, muchos problemas de grupo, desde desacuerdos respecto a los refrescos hasta las rupturas de anonimato, pueden ser solucionados por medio de la conciencia de grupo. Hace varios años, cuando era representante de servicios generales (RSG) del Grupo Fern Hill de Tacoma, decidimos hacer nuestro inventario para ver si estábamos funcionando de acuerdo con las Tradiciones de A.A. tal como hacemos con los Pasos al hacer nuestro inventario personal. Pedimos a dos oficiales de nuestra área, Andy A. y Debbie C., que actuaran como facilitadores. Sacaron las preguntas directamente del folleto ‘El grupo de A.A.’ y de un artículo de servicio de la OSG.”
Georgia recuerda que los facilitadores “dirigieron las preguntas a nosotros como grupo, contestamos como grupo, y funcionó. Los otros distritos con los que he tenido conexión han realizado sus reuniones de inventario más o menos de la misma forma. De hecho, el distrito metropolitano de Tacoma está organizando una noche de inventario. Scott G., nuestro miembro del comité de distrito, ha pedido a Dick D., antiguo delegado del Oeste de Washington (Panel 55), que sirva como facilitador de la reunión, con fecha y lugar todavía por determinar.
Además, dice Georgia, “Sé de grupos de Tacoma que hacen inventarios todos los años para asegurarse de satisfacer las necesidades del grupo y atraer a los principiantes. Estas reuniones de conciencia de grupo no solo sirven para aclarar las cosas. Sirven también para enseñar a los miembros del grupo base y del distrito a servir no solamente como padrinos, uno a uno, sino a servir a A.A. en su totalidad: a estar dispuestos a trabajar en los comités de servicio de tratamiento, correccionales, información pública, etc., para que se lleve el mensaje de A.A. a tantos alcohólicos como sea posible.”
En 1990, Michael Alexander, en ese entonces presidente, Clase A (no-alcohólico), de la Junta de Servicios Generales, consideraba necesario que toda la Comunidad hiciera su inventario. En la edición navideña de Box 4-5-9 , dijo que “para desempeñar nuestro cada vez más amplio papel de servicio internacional, debemos estar unidos y contar con el apoyo de nuestra estructura. Desde los miembros individuales hasta los grupos, intergrupos, distritos, asambleas de área y la Conferencia de Servicios Generales, nuestra Comunidad sólo es tan fuerte como el eslabón más débil.”
Por eso, dijo, “hagamos inventario de nuestros puntos fuertes y débiles en algunas áreas vitales” — entre ellas, el automantenimiento, los recién llegados, las minorías y otros grupos con poca representación en A.A., y los servicios internacionales. Mike consideraba el inventario como baluarte de la unidad de A.A. “Creo firmemente,” dijo, “que nuestra conciencia colectiva nos indicará el camino apropiado.
Box459 abril-mayo 2008