AA
2016.11.20 

Desde aquel entonces, A.A. se ha hecho veinte veces mayor - de 4,000 grupos con aproximadamente 100,000 miembros en 1951 a 80,000 grupos a nivel mundial con alrededor de 1,500,000 miembros - y el Dr.

John L. Norris desempeñó una parte en este desarrollo.
Mientras servia como miembro de la junta, participaba en muchas acciones de gran envergadura. Por ejemplo, Bill había tratado de hacer aceptar un cambio en la proporción de custodios alcohólicos y no-alcohólicos sin éxito durante 11 años. Por fin, después de una corta y sencilla charla del coordinador —el Dr. Norris— la Conferencia de 1966 aceptó la propuesta mayoría de
custodios alcohólicos. El Dr. Jack también concibió la idea de los Foros Regionales, coma un medio para aumentar la confianza y mejorar la comunicación entre los miembros de la junta y del personal, y los trabajadores de servicio en las diversas regiones.
Aunque el Dr. Jack no inventó la frase "colmar el vació" (entre el tratamiento activo, y la vida sobria
en Alcohólicos Anónimos), escribió un articulo definitivo acerca del tema en 1972. La G.S.O. todavía lo distribuye en inglés. También emprendió una campaña de 40 años para aumentar el conocimiento del alcoholismo y mejorar la comprensión de A.A. entre los médicos y otros profesionales. Seguía siempre instando a los A.A. a "apadrinar a sus doctores."
Fuera de A.A., el Dr. Norris ganó reconocimiento mundial como autoridad en el alcoholismo. En 1962, Nelson Rockefeller Ic nombró Presidente de la Junta Consejera del Gobernador sobre el Alcoholismo. Servía como miembro de la Junta de Directores del Consejo Nacional sobre el Alcoholismo, el cual, en 1977 le otorgó su más alto honor, el Premio Llave de Oro.
Es probable que el regalo mas grande que el Dr. Norris dio a la Comunidad fue el que nos llegó inmediatamente después de la muerte de Bill W. En todas partes los A.A. se estaban preguntando, unos a otros. "Qué pasará ahora?¿Puede A.A. sobrevivir sin Bill?"
A la presencia tranquila y tranquilizadora del Dr. Jack y especialmente al afecto y respeto que los A.A. tenían hacia él— se atribuía generalmente el mérito de haber mantenido A.A. fuerte durante ese breve pero decisivo período. Poco tiempo después, A.A. entró en una época sin paralelo de crecimiento, de salud robusta y de armonIa desacostumbrada.
Se celebró un servicio conmemorativo para el Dr.
John L. Norris el 20 de enero de 1989 en la iglesia bautista de New London. Entre aquellos que atestaban la capilla, se contaban su viuda, Ellie, y sus hijos, David y Richard y sus familias, incluyendo cuatro nietos. (Otro hijo, Robert, no pudo asistir). También presentes estaban representantes de la Junta de Servicios Generales y multitud de miembros de A.A. Conforme con
el deseo del Dr. Jack, fue un servicio "al estilo A.A." incluyendo reflexiones y recuerdos por parte de los A.A. presentes, la Oración de la Serenidad, y Ia oración predilecta del Dr. Jack, la de San Francisco. A través de los siglos, habla de la vida de este hombre: "dando, recibimos".
Box 459 ABRIL.MAYO 1989