AA
2016.11.23 

Los recortes de periódicos ofrecen una perspectiva de los primeros años de A.A.

La Oficina de Servicios Generales usa los servicios de una así llamada agencia de recortes para coleccionar los artículos de periódicos que mencionan Alcohólicos Anónimos. El nombre de A.A. puede aparecer en artículos de todo tipo, desde el publicado en un periódico local que informa sobre un hombre que fue ordenado a asistir a las reuniones de A.A. por manejar borracho hasta la reseña biográfica de una persona célebre que menciona su participación en el programa. (Inevitablemente, se suele pasar por alto la Tradición de Anonimato.)
A.A. ha estado interesada desde hace tiempo en los reportajes que aparecen en los medios de comunicación y ha venido coleccionando y guardando artículos que mencionan el programa desde 1939, el año en que se publicó el Libro Grande. Ese fue el año en que el número de miembros alcanzó la cifra de cien.
Las reproducciones de estos recortes se han coleccionado en unos volúmenes grandes encuadernados en formato de cuaderno de espiral y cubren desde el año 1939 hasta principios de 1944 y están a la venta en la OSG.
El primer Libro de Recortes de Archivos Históricos contiene artículos que datan desde 1939 hasta final de 1942 y comienza con unas reseñas sobre el Libro Grande, probablemente cuando este movimiento de alcohólicos en recuperación captó por primera vez la atención de algunos periodistas. Cada página está llena de reproducciones de los artículos originales y sus encabezamientos, con la fecha en que se publicó el artículo y el nombre de la publicación. Cada volumen está organizado en orden cronológico y contiene cientos de recortes que ofrecen una perspectiva del aspecto que A.A. ofrecía al mundo en sus primeros años.
Un artículo que apareció el número del 17 de agosto de1939 del Christ Science Monitor (hoy llamado Christian Science Monitor) dice que “un libro publicado recientemente sobre el tema de la adicción al licor y su remedio parece estar concebido para ser de gran utilidad.” El artículo destaca que el libro es oportuno “en vista del grado de consumo de licor en los Estados Unidos desde la revocación de la prohibición nacional.”
Otro artículo informa sobre un acontecimiento importante del programa con el titular: “Rockefeller Jr. ayuda secretamente a los borrachos crónicos.” Este artículo de febrero de 1940 publicado por Associated Press apareció en varios periódicos y es una narrativa de la cena que dio John D. Rockefeller Jr. en el Union Club de Nueva York para 60 miembros de A.A.
Un par de días más tarde, en una carta dirigida al editor se intentaba aclarar el asunto. “Para evitar malentendidos y para quien pueda estar interesado, quiero decir que Alcohólicos Anónimos no es una organización ni es secreta. No hay oficiales, ni cuotas. Se podría llamar más acertadamente una comunidad.” La parte de abajo de la carta está borrada, pero se supone que fue enviada por un miembro de A.A. de aquel entonces.
Los libros de recortes contienen muchas historias seleccionadas de periódicos locales de todo el país en los que se anuncia la formación de la primera reunión de A.A. en una población. A veces los artículos empiezan con las palabras “tal vez usted nunca haya oído hablar de Alcohólicos Anónimos....” El libro de recortes de 1944 tiene relatos de periódicos locales acerca de los viajes de Bill W. a varias ciudades para visitar a los miembros de A.A. Un titular se refiere a él como el “Jefe de los Alcohólicos” y otro, como “Presidente de A.A.”
Repasar los recortes—leer a los articulistas, periodistas, los editoriales y las cartas a la redacción—es ver a A.A. tomar forma en la conciencia de la nación. No obstante, resulta evidente que muchos aún no tenían una comprensión muy clara del programa.