AA
2016.10.29 

*Pensamiento del día 29 de Octubre*

Mis relaciones con mis hijos han mejorado grandemente; esos hijos que me vieron borracho y estaban avergonzados; esos hijos que se apartaban con temor y hasta con aversión, me han visto sobrio y me quieren, han vuelto a mí con confianza y han olvidado el pasado lo más que han podido. Me han dado la oportunidad de gozar de su compañía que había yo pasado completamente por alto. Ahora ya soy su padre, y no nada más “ese hombre con quien se casó mi madre, sólo Dios sabe porqué”. Soy parte de mi hogar y no un extraño. – “¿He encontrado algo que había perdido?”.
*Meditación del Día*
Nuestra medida real de éxito en la vida es la medida del progreso espiritual que hemos revelado en nuestras vidas. Los demás deberíamos ver una demostración de la voluntad de Dios en nuestras vidas. La medida de Su voluntad, que los que nos rodean ha visto operar en nuestra vida diaria, es la medida del éxito verdadero. Podemos hacer todo lo posible por ser cada día una demostración del poder de Dios en las vidas humanas, un ejemplo de los resultados de la gracia de Dios en los corazones de los hombres.
*Oración del Día*
Ruego que viva en forma tal, que los demás lleguen a ver en mí algo de los resultados de la voluntad de Dios. Pido que mi vida sea un demostración de lo que puede hacer la gracia de Dios.
🌷