AA
2016.12.03 

I.P. *A.A. en las ondas de la radio de Connecticut*

"Por favor, llame al 777-7506 y únase a nuestra reunión abierta de A.A. en Antena."
El programa se llama Open Air New England, los invitados A.A. están en su sitio, y empiezan a llover las llamadas de miembros de A.A., de Al-Anon, de amigos y familiares de alcohólicos y de otras personas interesadas. "Mi jefe tiene un problema con el alcohol y puede que yo tenga también un pequeño problema," dice indecisamente la primera persona que llama. "Ha llamado usted al sitio apropiado," responde Louise A., coordinadora de I.P. de Connecticut, y la reacción química que ella llama "mágica" calienta de nuevo el ambiente del pequeño estudio de Hartford.
Durante los últimos dos años, Louise, su marido Norm A., y algunos otros A.A. han participado en ha Reunión de A.A. en Antena, programada de manera regular par la Radio Pública de Connecticut y que se emite cada seis semanas de 4:00 a 5:00 de la tarde. "Todo empezó," cuenta Louise, "cuando Faith Middelton, presentador no alcohólico de New England on the Air, buscó voluntarios para ’celebrar una reunión’ a título de prueba. Después de un mal comienzo, salimos adelante, y ahora lo consideramos como una parte importante de nuestra iniciativa de I.P."
No hay guión preparado. Normalmente, Louise comparte algunos aspectos de su propia recuperación, y luego sugiere un tema para discusión - desde las recaídas y el apadrinamiento hasta el anonimato y la gratitud. Muy pronto empiezan a sonar los teléfonos, la gente habla acerca de la sobriedad, y, dice Norm, "el estudio cobra el ambiente de una reunión de A.A. en el sótano de una iglesia."
Louise y Norm tienen entre los dos más de 40 años de sobriedad; ambos son antiguos delegados y veteranos del servicio. Pero eso no garantiza que las preguntas sean fáciles de contestar. "Un tipo que llamó, estaba totalmente borracho," recuerda Norm. "El dijo, ’quiere usted decirme que con solo dos cervezas ya soy alcohólico?’ Yo dije que no podía decirle eso - solo él podía - y que lo único que yo podía hacer era compartir mi experiencia, fortaleza y esperanza. Le sugerí que él fuera a una reunión de A.A. y que después decidiera."
Luego hubo una persona que llamó y dijo, "yo soy adicto a las drogas al igual que al alcohol y voy a dos programas de Doce Pasos. ¿Qué le parece esto a A.A.?" Norm respondió, "A.A. no tiene opiniones sobre asuntos ajenos. Si te mantienes cómodamente sobrio, eso es lo fundamental."
Louise nos cuenta que un día una persona llamó e informó, "hay una mujer borracha en un portal más abajo de la calle. ¿Pueden hacer algo?" En seguida, se lanzo una llamada general por la radio y, gracias a algunos A.A. atentos, la mujer recibió la ayuda apropiada.
"Ya sabíamos por algún tiempo que este programa era una buena cosa," dice Louise, "pero hizo falta una visita al hospital para que me diera perfecta cuenta. Debido a una falta de sensibilidad en mi brazo (que luego resultó ser una falsa alarma), tuve que abandonar mi entrevista de octubre en la radio por la sala de emergencias. Después del reconocimiento, el medico me reprendió suavemente por haberle hecho perder a él y al cardiólogo su programa favorito - la Reunión de A.A. en Antena. Me sentí completamente asombrada y encantada."
Louise hace notar que el programa tiene tanto éxito que los directores de Open Air New England "han estado buscando patrocinadores para más tiempo de emisión. Mientras tanto, estamos agradecidos por la oportunidad de hacer de éste un compromiso de I.P. en marcha."
_Box459 febrero/marzo 1992_