AA
2016.12.08 

¿Por qué tenemos una. Declaración de Unidad?

En julio de 1970, once mil miembros de Alcohólicos Anónimos reunidos en Miami Beach, Florida, hicieron la siguiente promesa en once idiomas diferentes:
Declaración de Unidad
Debemos hacer esto para el futuro de A.A.:
Colocar en primer lugar nuestro bienestar común; para mantener nuestra Comunidad unida.
Porque de la unidad de A.A. dependen nuestras vidas, y las vidas de todos los que vendrán.
La aceptación de esta declaración en la Convención Internacional de A.A. de 1970 puso el sello de aprobación final a la campaña de varias décadas del cofundador Bill W. para establecer como prioridad la preservación de la unidad de A.A. para
asegurar el futuro de A.A. Veinte años antes, en la primera Convención Internacional, en Cleveland, varios miles de miembros de A.A. votaron por aceptar las Doce Tradiciones, que Bill había escrito y propuesto con el propósito específico de asegurar la supervivencia de A.A. como sociedad. La aceptación oficial de la Declaración de Unidad en Miami sirvió para reforzar esto.
¿Por qué fue necesario hacer esa declaración? Casi desde los principios de A.A., Bill se había enfocado en la importan-
cia de mantener la Unidad de la Comunidad. Al trabajar juntos, podemos lograr y mantener la sobriedad que no pudimos encontrar cuando estábamos solos. Aun cuando A.A. tenía menos de cien miembros, la mayoría de ellos concentrados en Nueva York y Akron, Bill y el Dr. Bob tenían una
visión de una comunidad unificada que podría alcanzar a los alcohólicos por todas partes de Norteamérica e incluso del mundo. Bill en sus charlas y escritos siempre destacaba la necesidad de preservar la unidad para que nosotros mismos podamos mantener la sobriedad y preservar A.A. para “los millones que aún no nos conocen.”
Al presentar la Tradiciones, Bill escribió: “Mientras que los vínculos que nos unen demuestren ser más fuertes que esas
fuerzas que nos dividirían si pudieran, todo irá bien... estaremos seguros como movimiento; nuestra unidad esencial
seguirá siendo algo seguro.”
¿Cuáles eran las fuerzas que podrían dividir a A.A.? Él mencionaba a menudo la lucha por la propiedad, el poder y el dinero. Sentía que era absolutamente necesario que A.A.
como sociedad evitara las controversias sobre la política y la religión. Creía que el anonimato era también un factor en
mantener la unidad y que la ayuda de A.A. debería estar disponible para todo el mundo sin favoritismos ni prejuicios.
Bill describió las Doce Tradiciones como “Doce puntos para asegurar nuestro futuro.” Las consideraba esenciales para la
preservación de la sociedad de la misma manera que los Doce Pasos eran esenciales para la recuperación del miembro individual. El más urgente y estimulante interés de A.A., escribió, “era preservar entre nosotros los A.A. una unidad tan sólida que ni las debilidades personales ni la presión y discordia de esta época turbulenta puedan perjudicar nuestra causa común. Sabemos que Alcohólicos Anónimos tiene que sobrevivir. Si no, salvo contadas excepciones, nosotros y nuestros com-
pañeros alcohólicos en todas partes del mundo seguramente reanudaríamos nuestro desesperado viaje hacia el olvido.”
Bill estaba enfermo y le quedaba menos de un año de vida cuando se adoptó oficialmente la Declaración de Unidad. Aunque asistió a la convención en una silla de ruedas y apareció brevemente en la plataforma, no pudo dar una larga charla como había hecho en anteriores conven-
ciones. Pero seguramente le debió dar un sentimiento de merecido orgullo el ver aprobada esta declaración por parte de la convención, de la misma manera que la
Convención Internacional de 1965 en Toronto emitiera oficialmente la Declaración de Responsabilidad.
Según información encontrada en los Archivos Históricos de A.A., el autor de la declaración probablemente fue Al S., el mismo miembro de A.A. y asesor que había
redactado la Declaración de la Responsabilidad. También refleja los esfuerzos del comité que había trabajado en la Convención Internacional de 1970 (que fue el 35º Aniversario de A.A.) El lema de la convención f