AA
2016.12.10 

*A.A. Pensamiento del Día 10 de Diciembre*. Nuestra fraternidad en la bebida era un sustituto de algo mejor.

En aquel entonces no nos dábamos cuenta de lo que podría ser una verdadera fraternidad. La fraternidad en la bebida tiene un defecto capital. No se basa en fundamentos firmes. La mayor parte de ella es superficial. Se basa esencialmente en el deseo de utilizar a los acompañantes para el propio placer, y el utilizar a los demás es una base falsa. La fraternidad de la bebida ha siso alabada en verso y en prosa. La “copa de la alegría” se ha hecho famosa como un medio de tener compañía. Pero nosotros nos damos cuenta de que los centros superiores de nuestro cerebro se adormecen con el alcohol, y esa fraternidad no puede estar en el plano más elevado. Cuando mucho es un sustituto. “¿Veo a mi fraternidad en la bebida en su justa dimensión?”.
*Meditación del Día*
Hay que hacerse el propósito de crecer a diario más y más dentro de la conciencia de un Poder Superior. Debemos seguir tratando de mejorar nuestro contacto consciente con Dios. Esto se hace por medio de la meditación, los momentos de quietud y la comunión. Con frecuencia todo lo que se necesita es ponerse silenciosamente ante Dios y dejarlo hablarnos a través de nuestros pensamientos. Hay que tratar de pensar cuáles son los propósitos de Dios para nosotros. Cuando nos llegue esta orientación, no hay que titubear, sino que seguir esa dirección en el trabajo diario, haciendo lo que creamos que es recto.
*Oración del Día*
Ruego estar en quietud y saber que Dios está conmigo. Pido que abra mi mente a la Dirección Divina del mundo.
🌷