AA
2018.11.18 

LOS ORÍGENES Y LAS FUENTES

"Está ya comúnmente admitido, al menos desde la época de Sigmund Freud, que en las circunstancias adecuadas hablar de uno mismo puede servir como posible remedio a problemas emocionales. En todo el mundo occidental, incluso más allá de él se da por supuesto que esto resulta saludable para articular los miedos propios, las ansiedades, los odios, los amores y los sueños de futuro. Hablar de semejantes asuntos con un oyente cualificado y comprensivo es adaptarse a la realidad, experimentar cierto alivio, elevar la propia autoestima y empezar a pensar y a actuar de forma productiva y positiva. Hasta cierto punto, la confesión católica romana ha cumplido idéntica función. Alcohólicos Anónimos es un grupo de autoayuda –el prototipo de programa seriado en 24 fases- que funciona en gran medida basado en la palabra y en la confesión pública. Sus orígenes pueden hallarse tanto en las intuiciones psicoanalíticas relativas a la capacidad terapéutica de la palabra, como en la ideología y en la práctica religiosa. Más concretamente, A.A. nació como derivación espiritual del Oxford Movement, una congregación evangélica cristiana que no contaba ni con lista de miembros ni con jerarquía estructurada. El Oxford Group trató de abrazar todas las confesiones religiosas. Abogaron por la restitución personal de los daños cometidos sobre el prójimo, auxiliándolo en la necesidad y absteniéndose de la prosecución de prestigio personal. Todos estos principios llegarían a incorporarse con el paso del tiempo a Alcohólicos Anónimos."
(__f*Life histories of Alcoholics Anonymous**__, Stanley Brandes,__Universidad de California, Berkeley__)