AA
2019.07.23 

Entre bastidores en la Conferencia de Servicios Generales

Si piensas que la Conferencia de Servicios Generales es como un cometa que pasa brillando brevemente cada primavera, debes volver a pensarlo nuevamente. En realidad el trabajo de la Conferencia, que sirve como conciencia de grupo de A.A. de los Estados Unidos y Canadá, se hace durante todo el año.
Rick W., el miembro del personal de la OSG asignado actualmente al puesto de coordinador de la Conferencia, es el contacto para todos los 136 miembros votantes de la Conferencia, entre ellos los delegados de las 93 áreas de los Estados Unidos y Canadá. La Conferencia, dice, “es responsable del liderazgo que anteriormente recaía sobre los hombros de nuestros fundadores.”
Este año la Conferencia tendrá lugar los días 23-29 de abril en el Hotel Crowne Plaza Times Square, que ha sido el sitio del evento los pasados 14 años. “Así como montar un gigantesco rompecabezas,” explica Rick, “la coordinación supone un gran reto fascinante y absorbente. Cuando me incorporé al personal de la OSG hace seis años — asignado, por supuesto a otro despacho — me quedé maravillado ante el amplio alcance de la Conferencia y me hizo sentir una profunda responsabilidad para con Alcohólicos Anónimos en su totalidad. Creía que podía ver obrar a Dios a través de nuestra mezcla de falibles alcohólicos para llegar a una conciencia de grupo verdaderamente inspirada.”
Rick, que sirve también como secretario del Comité de la Agenda de la Conferencia y del Comité sobre la Conferencia de los custodios, se mantiene en correspondencia regular con los delegados durante todo el año. Se les anima a presentar sus inquietudes para discusión en la Conferencia. Mantener contacto con los delegados, que sirven mandatos de dos años, y entrar datos actualizados en la base de datos de la Oficina de Servicios Generales no es nada fácil porque cada año la mitad de los delegados salen de sus puestos por rotación y otros nuevos los reemplazan.
Los detalles logísticos de realizar la Conferencia a veces son alucinantes, incluso para John Kirwin quien se jubiló en 2002 después de trabajar 26 años en la OSG como contralor asistente/ administrador de negocios. John todavía aporta su experiencia como asesor de eventos a la Conferencia y a las reuniones de fin de semana de la Junta de Servicios Generales que se celebran cada tres meses en la ciudad de Nueva York. “Después de hacerlo tanto tiempo,” dice John, “me siento como un miembro honorario de A.A. A lo largo de los años he conocido a personas que necesitaban A.A. y he podido conseguir que les llegara literatura y otra ayuda.
La forma en que A.A. funciona, conforme con la Séptima Tradición, todavía me deja asombrado.”
Durante la semana de la Conferencia, dice John, “reservamos muchas habitaciones para los miembros votantes y el personal de apoyo y ocupamos un 75-85% de las salas de reunión para el uso de los 11 comités de la Conferencia y varias mesas de trabajo y reuniones regionales, sin mencionar el comedor y el salón de trabajo de los secretarios. Todas estas áreas — las habitaciones, los baños, los comedores y salones de reuniones — son accesibles para los que tienen impedimentos físicos. Si un orador necesita una rampa para subir a la plataforma, estamos listos para satisfacer la necesidad.”
Cada una de las salas de reunión, dice John, tiene un tamaño de unos 500 pies cuadrados. Durante la semana hacemos uso de dos salones de baile juntos para las sesiones plenarias; otros dos se utilizan para almuerzos y cenas. Y los cuarto salones de baile — que juntos tienen un tamaño de 7,000 pies cuadrados — se utilizan para la cena de apertura.